Archivo de la etiqueta: Tumai

SAHELANTHROPUS TCHADENSIS (TUMAI)

Última revisión 10/10/2021

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Mammalia
  • Orden: Primates
  • Familia: Hominidae
  • Subfamilia: Homininae
  • Tribu: Hominini
  • Subtribu: Panina
  • Género: Sahelanthropus
  • Especie: S. tchadensis
  • Altura aproximada: 150 cm
  • Peso aproximado: 70 kg
  • Era(s): Mioceno
  • Posible hábitat: Zonas pantanosas
  • Yacimientos: Chad, África
  • Descubierto por: Alain Beauvilain
  • Año de descubrimiento: 2001

Antecedentes del descubrimiento

Edad

Los restos datan de entre 6 y 7 millones de años. Esta es una fecha clave, ya que se trata de la época en que los científicos creen que la línea humana divergió de la línea de los simios.

El sitio carecía de capas de ceniza volcánica, por lo que no era adecuado para utilizar técnicas de datación radiométrica. En su lugar, se utilizó el análisis de fauna. Esto fue posible porque muchos de los animales fósiles encontrados en el sitio eran idénticos a los especímenes que habían sido fechados radiométricamente en otros lugares.

Descubrimientos fósiles importantes

El descubrimiento de seis fósiles (con números de identificación que comienzan con TM 266) fue realizado por un equipo, dirigido por Michel Brunet, entre julio de 2001 y marzo de 2002. El equipo anunció la nueva especie en 2002.

Los hallazgos incluyeron varias piezas de mandíbula, algunos dientes y un cráneo pequeño pero relativamente completo apodado Toumaï (‘esperanza de vida’ en el idioma local). El cráneo (TM 266-01-060-1) se hizo el espécimen tipo. Estaba algo aplastado y distorsionado cuando se descubrió por primera vez y algunos de sus detalles habían sido erosionados por la arena.

Junto a estos restos se encontraron otros dos posibles huesos de homínido (un fémur izquierdo y una mandíbula), al igual que varias piezas de mamíferos. Sin embargo, no se ha confirmado que pertenezcan a la misma especie que los restos craneales. El análisis tafonómico revela que las distintas piezas pueden no haber sido depositadas al mismo tiempo, quizás incluso fueron transportadas y enterradas en tiempos modernos. No se reconoció que el fémur posiblemente perteneciera a un homínido hasta 2004. Como faltan la mayoría de las características de diagnóstico, la cuestión de si el fémur representa un bípedo (u homínido) es extremadamente difícil.

Cráneo de Sahelanthropus tchadensis.

Que significa el nombre

El nombre del género se compone de dos palabras. ‘Sahel’ es el área de África cerca del sur del Sahara donde se encontraron los fósiles y ‘anthropus’ se basa en la palabra griega que significa ‘hombre’. El nombre de la especie se basa en Chad, en reconocimiento de que todos los especímenes fueron recuperados de ese país. Combinado, el nombre significa ‘el hombre del Sahel de Chad’.

Distribución

Todos los fósiles se han recuperado de Toros-Menalla en el desierto de Djurab de Chad, África.

Relaciones con otras especies

La posición de esta especie es muy debatida. ¿Pertenece a nuestro árbol genealógico o es un antepasado de un gorila o un chimpancé? Si pertenece a nuestro árbol genealógico, ¿era un antepasado directo o un primo homínido lejano?

Los descubridores afirman que S. tchadensis tiene numerosas características homínidas derivadas y, por lo tanto, es el ancestro humano más antiguo conocido después de la división de la línea humana de la de los chimpancés.

Si los restos son de un antepasado humano directo, entonces se cuestiona el estatus del grupo australopitecino como antepasados ​​humanos. Los descubridores afirman que S. tchadensis tiene características avanzadas, como una cresta de la frente engrosada, que son más similares a las de los fósiles de Homo posteriores y diferentes de todos los australopitecinos.

Otros interpretan los restos como:

  • Un ancestro común de humanos y chimpancés
  • Relacionado tanto con los humanos como con los chimpancés, pero no un antepasado de ninguno
  • Un antepasado de los gorilas

Brunet cuestiona estas interpretaciones y cita un estudio realizado en 2005 como prueba concluyente de sus afirmaciones. En este estudio, se utilizaron tomografías computarizadas para reconstruir una imagen más precisa de las características del cráneo de Toumai. Luego se hicieron comparaciones con los cráneos de homínidos fósiles, chimpancés y gorilas utilizando más de 30 características; Toumai se encontraba dentro del rango de homínidos para todas las características.

Incluso si esta especie resulta no ser un homínido, el hallazgo sería muy significativo ya que hay pocos antepasados ​​de chimpancés o gorilas en cualquier lugar de África. También sería el mejor conservado de los simios fósiles de esta época jamás encontrado.

Se necesitan más hallazgos para determinar dónde encaja esta especie en el árbol genealógico humano. No se han encontrado restos poscraneales, por lo que es difícil determinar si era bípedo, un elemento clave para su inclusión en la rama homínida del árbol.

Características físicas clave

Cerebro

  • La falta de restos craneales dificulta las estimaciones, pero el tamaño del cerebro se estima en unos 320-380 cc (similar al de un chimpancé)

Tamaño y forma del cuerpo

  • La falta de restos óseos dificulta las estimaciones. Esta especie probablemente tenía un tamaño similar al de los chimpancés modernos.

Mandíbulas y dientes

  • Dientes caninos e incisivos relativamente pequeños
  • Similar a Ardipithecus excepto por algunas características menores
  • Espesor del esmalte dental intermedio entre los simios vivos y los australopitecinos.
  • Arco dental estrecho en forma de U
  • Premolares superiores e inferiores con dos raíces
  • Sin diastema de la mandíbula inferior (espacio entre caninos y premolares)
  • Los dientes de las mejillas son similares en tamaño a Ardipithecus ramidus y Australopithecus afarensis.

Cráneo

  • La parte posterior del cráneo tiene una apariencia de simio
  • La posición del foramen magnum sugiere que pudo haber sido bípedo, aunque algunos expertos cuestionan esta interpretación.
  • Las cicatrices que quedan en los huesos fosilizados de los músculos del cuello sugieren que la especie era un cuadrúpedo, pero otros afirman que los músculos del cuello se unieron en la parte posterior del cuello de la misma manera que los bípedos
  • Cara relativamente plana en comparación con los simios vivos, pero mucho más sobresaliente que los humanos modernos
  • Área nasal relativamente plana
  • Base larga y estrecha del cráneo
  • Gran cresta de la frente (un presunto rasgo masculino) a diferencia de las de los australopitecinos.
  • Área facial superior más ancha en comparación con la cara inferior corta
  • Fosa canina grande
  • Constricción orbital posterior marcada
  • Pequeña cresta sagital y gran cresta nucal en (presuntos) machos
  • Cuencas de los ojos con forma de simio
Cráneo de Sahelanthropus tchadensis.

Extremidades

  • No se ha encontrado ningún material postcraneal que se haya determinado más allá de toda duda como proveniente de esta especie

Estilo de vida

Cultura

No hay evidencia de atributos culturales, pero esta especie puede haber usado herramientas simples similares a las utilizadas por los chimpancés modernos, incluidas piedras o palos sin modificar y otros materiales vegetales que se moldearon fácilmente.

Medio ambiente y dieta

El entorno antiguo donde se encontraron los fósiles consistía en lago, bosque, río y sabana boscosa. También se han encontrado miles de fósiles de vertebrados en el sitio, incluidos elefantes, jirafas, antílopes, hipopótamos, cocodrilos, lagartos, monos, peces y jabalíes.

Se presume que esta especie probablemente era herbívora.

Fuente: