Civilizaciones antiguas

ESTELA POÉTICA DE THUTMOSE III

Es un bloque de granito negro de 1,80 m de altura que procede del templo de Karnak. Actualmente está custodiada en el museo de El Cairo con el número de serie 34.010.

TEXTO

[1] Dicho por Amón, el señor de los tronos de las Dos Tierras: ‘Bienvenido a mí. Te sientes alegre de ver mi belleza, ¡oh mi hijo, mi protector, Menjeperra, que viva eternamente! Me elevo a través de tu amor con mi corazón [2] contento por tus hermosas venidas a mi templo y mis manos se unen a tu cuerpo con la protección y vida. ¡Que dulces son tus encantos en mi pecho!, por eso te ennoblezco [3] en mi santuario y me maravillo de ti. Te doy el valor y la victoria contra todos los países extranjeros y coloco tu poder y tu temor en todas las tierras, y tu pavor en el límite [4] de los cuatro pilares del cielo. Engrandezco tu respeto en todos los cuerpos, instalo el grito de tu majestad a través de los nueve arcos y los grandes de todos los países extranjeros están en tu puño. [5] Extiendo mis propias manos y te los junto, después de reunir como cautivos a las tribus de Nubia por decenas de miles y millares y a las del norte por centenares de miles. [6] Hago que tus oponentes caigan bajo tus sandalias y que pises a los adversarios y a los descontentos igual que he gobernado la tierra para ti en toda su longitud y toda su anchura con los orientales y los occidentales bajo tu supervisión. [7] Pisas a todos los países con tu corazón contento pues no existe quien se revuelva en las cercanías de tu majestad cuando siendo tu guía, los alcanzaste y después de cruzar las aguas del río Éufrates de [8] Naharina envuelto con la fuerza y el poder que te había mandado, escuchan tu grito de guerra metidos en hoyos. Despojo sus narices del aliento de vida [9], cuando instalo el terror de tu majestad en sus corazones y mi serpiente uraeus, la que está en tu cabeza, los destruye pues provoca la ruina en los que tienen mal carácter, [10] consume a los que están en sus islas mediante su fuego y derriba de un tajo las cabezas de los asiáticos sin que puedan escapar cayendo tambaleados por tu poder. [11] Hago que tus victorias vuelvan en todas las tierras y que mi uraeus se ilumine en tus siervos sin que exista quien se te rebele en el círculo del cielo y vendrán inclinados portando los tributos sobre sus espaldas [12] para tu majestad como yo he ordenado. Hago que se debiliten los agresores en tu cercanía después que sus corazones hayan ardido y sus cuerpos queden temblando. [13] He venido para hacer que pisotees a los grandes de Dyahy, los extiendo bajo tus pies a través de sus países; hago que vean a tu majestad como el señor de los rayos y que brilles en sus caras como mi imagen. [14] He venido para hacer que pisotees a los que están en Asia, que golpees las cabezas de los asiáticos de Rechenu; hago que vean a tu majestad equipada con tus insignias cuando recibes las armas de combate sobre el carro. [15] He venido para hacer que pisotees la tierra oriental, que pises a los que están en las regiones de Tanecher y para hacer que vean a tu majestad como la estrella ‘shed’ cuya llama siembra con fuego cuando deja el rescoldo. [16] He venido para hacer que pisotees la tierra occidental; Keftiu [Creta] e Isy están respetándote y para hacer que vean a tu majestad como un toro joven de firme corazón y afilados cuernos que nunca es embestido. [17] He venido para hacer que pisotees a los que están en sus islas, – por tu temor están temblando las tierras de Mitanni – y para hacer que vean a tu majestad como un cocodrilo, el señor del terror en las aguas que nunca es atacado. [18] He venido para hacer que pisotees a los que están en las islas del Mediterráneo; bajo tu grito de guerra está todo el mar y para hacer que vean a tu majestad como un protector que aparece sobre las espaldas de sus toros. [19] He venido para hacer que pisotees a Chechenu [Libia] – las islas de los uchentiu pertenecen a la potencia de tu poder – y para hacer que vean a tu majestad como un león que los hace postrarse como cadáveres a lo largo de sus valles. [20] He venido para hacer que pisotees a los confines de la tierra, – el circuito del océano queda encerrado en tu puño – y para hacer que vean a tu majestad como el señor del ala, un halcón, que atrapa lo que ve según desea. [21] He venido para hacer que pisotees a los que están en el principio de la tierra y ates a los beduinos del desierto como cautivos, y para hacer que vean a tu majestad como un chacal del Alto Egipto, señor de lo que es traído y corredor que atraviesa las Dos Tierras. [22] He venido para hacer que pisotees a las tribus de Nubia; Nubia desde tan lejos como Shat está en tu puño, y para hacer que vean a tu majestad como tus dos hermanos cuyas manos reuní para ti mediante la victoria. [23] A tus dos hermanas, las he colocado protegiendo tu nuca y las manos de mi majestad están alzadas derribando a los malvados. Te doy la protección, oh mi hijo, a quien amo, el Horus ‘toro poderoso que se eleva en Uaset’, a quien he creado de mi cuerpo, [24] Thutmose ¡que viva eternamente!, quien hace para mí todo lo que desea mi ka. Como una obra eterna, erigiste mi santuario, más largo y ancho que lo que había existido antes, y una gran puerta . . . . . [25] ‘cuya belleza festeja Amón-Ra’. Es más grande tu monumento que el de cualquier otro rey que haya existido antes. Te ordené hacer esto y estoy satisfecho por ello. Así que te establezco en el trono de Horus de los millones de años y guiarás a los vivientes eternamente.

Por Ángel Sánchez Rodríguez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s