LOS ANUNNAKI

Última revisión 10/10/2021

La religión jugó un papel crucial en la forma en que los sumerios expresaron sus pensamientos sobre la vida humana. La religión Sumeria era politeísta, y el panteón sumerio estaba formado por miles de dioses de diversa importancia.

En la cabeza del panteón sumerio hay una pareja de dioses creadores. En una de sus tablillas los sumerios dejaron una lista de dioses que formaban una dinastía de veintiún parejas. Para Samuel Noah Kramer los dioses fueron concebidos como antropomórficos. Son sobrehumanos y sobrenaturales, tienen una sabiduría superior y un poder que llamaríamos mágico.

Los dioses pueden tomar distintas formas, en algunas ocasiones hay metamorfosis divina. Los dioses tienen poderes, pero también deberes, como funciones y derechos. Entre los dioses también hay disputas, aunque su estructura jerárquica determina la forma de resolverlo. La última palabra la tiene Enlil o su padre An, pero en ocasiones, el consejo de los dioses supremos toma la última decisión.

Los dioses sumerios son imperfectos, pueden cometer atrocidades como violaciones sexuales, cometer errores por emborracharse, volcarse en ira o tener celos. Cada dios tiene su personalidad y sus propias debilidades, aunque en algunas ocasiones, los demás dioses se encargan de corregir y de frenar los errores. Los dioses también pueden morir, esto quedó muy claro en el poema de Enki y Ninhursag.

El abzu es el mar primordial, es ahí donde está la casa de los dioses sumerios. Todo lo que conocemos nace del abzu (en acadio se dice apsû), la tierra, los animales, la humanidad y el inframundo entre otras muchas cosas. En la ciudad de Eridú, el templo de Enki era conocido como E-abzu (casa de las aguas dulces).

Pero no solo es la casa de los dioses sumerios, para los babilonios abzu fue una deidad. Esto está escrito en la epopeya babilónica de la creación, Enûma Elish. Abzu era un ser primordial hecho de agua dulce y unido a otra deidad primordial, Tiamat, que era una criatura de agua salada.

El nombre de los dioses anunnaki cambia según su cultura. Los acadios absorbieron la sabiduría sumeria, dándole algunos pequeños cambios y arreglos para su beneficio. Después fueron los babilonios los que cambiaron algunos nombres y jerarquía de estos dioses.

Es importante saber cuál era el nombre exacto de cada cultura, pues hay una gran confusión a la hora de saber si estamos leyendo los nombres en sumerio, acadio o babilonio.

SumerioAcadioBabilonio
AnAnuAnu
EnlilEnlilEnlil
EnkiEaEa
NingalNingalAntu (Antum)
InannaIshtarIshtar
UtuShamashShamash
NinhursagDamkinaDamgalnuna
NannaSinSin
NammuNammaTiamat
Amar-UtuAmar-UtuMarduk
IshkurAdadAdad
SheridaAyaAya
GirraGirraGibil
BabaBauNintinugga
AsaruluduAsaruluduAsalluhi
MedimshaShalaShala
NanayaNanayaTasmetu
NergalNergalErrakal
DumuziDumuziTammuz
ZiusudraAtrahasisUtnapishtim
Tabla con los nombres de los dioses por civilización.

An

Es un dios primordial, esposo y hermano de Nammu, es la deidad suprema del panteón sumerio, los acadios lo llamaban Anu. La primera triada de dioses que conoció este mundo fue An, con sus hijos Enlil y Enki. An es el “dios del cielo” y creador del universo.

Para los sumerios era el responsable de la existencia de cereales, como la cebada, el trigo o el cáñamo. Fue el creador de “las tablas de los destinos” dándoselo a su hijo Enlil para que se encargara de ellas. La última palabra en el consejo de dioses lo tenía An, pues él era el soberano de todos los dioses.

Cilindro-sello acadio dedicado a Anu.Museo de Damasco.
Signo cuneiforme que se empleaba en la tercera dinastía de Ur para representar a An.

Enlil

Hijo de An y Nammu, esposo de Ninlil y de también su hermana Ninhursag, es la segunda deidad más importante del panteón sumerio. Al principio se pensaba que Enlil significaba “Señor Fantasma”, pero esa traducción no tenía mucho sentido y más tarde se dieron cuenta que era el “Señor de los Vientos”. El papel de Enlil en la mitología de Mesopotamia se basa en su poder y autoridad, y como tal puede crear y destruir.

Fue de un principio el encargado de cuidar “las tablas de los destinos” conocidas como “tablas me”, pero Enlil al final decidió entregárselas a su hermano Enki. Según el poema de Atrahasis (Ziusudra en sumerio y Utnapishtim en babilonio) Enlil fue el responsable de crear el gran diluvio, pues estaba harto de que los humanos hicieran tanto ruido.

Dios Enlil.

Enki

Hijo de An y Nammu, esposo de su hermana Ninhursag, pertenece a la primera triada de dioses junto con su padre An y su hermano Enlil. Para los acadios y babilonios su nombre es Ea. Este dios sumerio es el «creador y protector de la humanidad». Enki es el “Señor de Aguas Dulces”, creo a los siete sabios de abgal (hombres peces) para que estos enseñaran al humano primitivo a formar cultura y civilización.

Enlil le cedió las “tablas de los destinos”, donde fueron robadas (por poco tiempo) por el pájaro Anzu (un demonio con forma de pájaro). Enki reside en el E-abzu (la casa de aguas dulces) y los textos sumerios a menudo incluyen representaciones abiertamente sexuales de su viril masculinidad. Enki aviso a Ziusudra que hiciera un arca, para salvar a la humanidad del gran diluvio provocado por Enlil.

Dios Enki.

OTROS DIOSES

Durante la tercera dinastía de Ur, se decía que el panteón sumerio constaba de sesenta veces sesenta (3600) deidades, entre las que destacan:

Adab. Dios del trueno y de la tormenta.

Alla. Dios menor. Mensajero de Ningizzidda.

Amar-Utu (Marduk). Hijo de Enki y Ninhursag, esposo de Sarpanitu (diosa de Babilonia), conocidos por los babilonios como Marduk. Muy pocos conocen el auténtico nombre sumerio de Marduk, pues realmente para los sumerios siempre fue Amar-Utu. Para Babilonia fue la deidad más importante de su panteón, en cambio para los sumerios Amar-Utu fue uno más. Su nombre significa “Becerro del Dios Sol Utu”, su origen se debe a los lazos culturales con la ciudad de Sippar, cuyo dios era Utu, el dios sol. Para los babilonios Enki y Enlil le transmitieron todos sus poderes, siendo Marduk el heredero de An y la deidad principal del panteón babilónico. Marduk es el protagonista del Enûma Elish, un poema babilónico que narra el origen de la Humanidad.

Antu. Madre de An.

Asaruludu. Hijo de Enki, conocido también como Asarludu, Asarluhi, Asalluhi o Namshub. Se comenta que estaba relacionado con los encantamientos y la magia, pues era el exorcista de la ciudad de Ku’ara. Esta deidad era el supervisor de los sacerdotes purificadores de E-abzu (la casa de aguas dulces de Enki).

Baba. Hija del dios An (Anu) y Gatumdu, conocida también como Bau, Nintinugga, Ninisina, Gula, Nin-Karrak, Nin Ezen, Ga-tum-dug o Nm-din-dug. Fue esposa de Ninurta con el que tuvo siete hijas. Baba poseía títulos como “mujer buena” o “hermosa”. Diosa de la sanación, pues esta deidad, controlaba la fertilidad de los animales y seres humanos. Era conocida como una deidad patrona de Lagash, donde Gudea le construyó un templo y después del Gran Diluvio, ayudó a “dar vida” a la humanidad.

Dagan (Dagon). Dios de Tutul en el Balikh, ciudad conquistada por Sargón I. Este dios fue incorporado al panteón sumero-acadio.

Dumuzi. Esposo de Inanna, conocido por otros nombres como Dumuzid o Tammuz. Según la Lista de reyes sumerios, Dumuzi fue el sexto rey antediluviano. Era el dios de los pastores y también una deidad agrícola asociada con el crecimiento de plantas. Tuvo un romance con Inanna donde le costaría la vida, pero como curiosidad le dedicó algunos poemas eróticos a su amada.

Ereshkigal. Hija de An y Nammu, tiene un hijo con Enlil que se llama Namtar y un hijo con Gugalanna que se llama Ninazu. Los sumerios creían en la vida después de la muerte, y en que las almas de los muertos viajaban al inframundo. Para los sumerios este lugar era conocido como Kur, mientras que los acadios lo denominaban Irkalla. Era un lugar oscuro, sombrío y tenebroso, donde se creía que los muertos bebían de charcos lodosos y se alimentaban de polvo. Su esposo fue Nergal y Ereshkigal es la “Señora de la Gran Tierra” que gobierna el inframundo, es la diosa de la muerte.

Geshtinnana. Hija de Enki y Ninhursag, hermana de Dumuzi y esposa de Ningishzida, conocida por otros nombres como Geštinanna, Ngeshtin-ana o Ninazimua. Es una diosa que funciona como intérprete de sueños, se asocia con la música y las artes de escribas. Existe evidencia de que Geshtinanna fue adorada en las ciudades de Nippur, Isin y Uruk en el período de la Antigua Babilonia.

Girra. Hijo de Ishkur y Medimsha, conocido también como Gerra o Gibil. Es el dios del fuego y la luz, Girra era muy temido por su potencial como fuego destructivo. Esta deidad Sumeria tenía una mente brillante que ningún dios anunnaki podía igualar, tenía grandes conocimientos sobre las armas y la metalurgia. El culto de Girra se desarrolló hasta bien entrada la época babilónica tardía.

Gugalamma. Marido de Ereshkngal. Su nombre significa “Toro del Cielo”.

Inanna Hija de Nanna y Ningal, hermana gemela de Utu (Shamash), conocida también como Ishtar o Ištar (en acadio). Esta diosa sumeria está asociada con la sexualidad, su culto implicaba la prostitución sagrada, es la diosa del amor. En su juventud la diosa Inanna había amado a Dumuzi, pero este amor causó la muerte de Dumuzi. En su aspecto astral, Inanna es el planeta Venus, la estrella de la mañana y de la tarde.

Ishkur. Hijo de Enlil y esposo de Medimsha, conocido también como Adad. Su culto fue el templo de “Casa de las Grandes Tormentas”. Tenía santuarios en ciudades como Sippar, Nippur, Ur y Uruk, esta deidad estaba asociada con las propiedades destructivas de la lluvia y la inundación, pues era un dios de las tormentas. La fuerza de Ishkur era capaz de llevarse todo lo que se ponía por delante.

Ki. Diosa de la tierra, madre de Enlil. A menudo se le confunde con Ninhursag (reina de las montañas), Ninmah (la señora exaltada) o Nintu. Participó con Enlil y con Enki en la creación del mundo y de los hombres. Algunos la consideran parte de la primera tríada como un dios mayor.

Lama. Diosa personal de Gudea.

Medimsha. Esposa de Ishkur y madre de Girra, conocida por otros nombres como Ninmedimsha, Shala, Šala, Schala o Šalaš. Esta diosa sumeria proporciona la fertilidad, la abundancia, la riqueza, la agricultura, la danza y la sensualidad. Medimsha es representada como una vendedora de diferentes granos y fue simbolizada como una espiga de cebada. Según los astrólogos religiosos era identificada con la constelación de Virgo. En el año de 1763 a.C. Hammurabi construyó una imagen representativa de Medimsha en uno de sus almacenes. Esta diosa tuvo mucha afinidad con la magia y el arte de realizar pociones y múltiples hechizos para encantar y seducir a los hombres.

Nanna. Hijo de Enlil y Ninlil, conocido también como Sin, Sinai, Nannar, Suen o Zuen. Este personaje era el “dios de la luna”. Protector de los pastores y vigilante de la noche, fue un dios sabio donde se centró en el estudio de la astronomía y la práctica en la astrología. Nanna y Ningal tuvieron dos hijos gemelos, Utu (Shamash) e Inanna (Ishtar).

Nannu o Nammu. Es una diosa primordial, esposa de An y madre de Enki y Enlil entre otros. Esta diosa madre se le conoce como Namma o Tiamat, es la diosa madre que dio a luz al cosmos y a todos los dioses. Lleva el título de “madre que dio a luz a los cielos y la tierra”, un rey de Uruk le dedicó un templo a la diosa sumeria, quien es descrita como la “esposa de An”, el dios de los cielos.

Nanshe. Diosa protectora de Lagash.

Nanaya. Hija de An e Inanna, madre de Kanisura, conocida también como Nanaia, Tasmetu, Tashmit o Tashmetum. Para los babilonios fue esposa de Nabú, el hijo de Amar-Utu (Marduk) y Sarpanitu. Nanaya está asociada al amor, la lujuria y la sexualidad, como su madre Inanna. En poemas tanto sumerios como acadios aparece descrita como una “Diosa del Amor y la Sensualidad”.

Nergal. Hijo de Enlil y Ninlil, tuvo varias esposas, estas fueron Mamma, Ninshubur, Admu y Ereshkigal. Nergal es conocido también como Nirgal, Erra o Errakal. Es el dios sumerio de la muerte, la peste y la plaga, teniendo además el título del “Señor del Inframundo”. Las cualidades guerreras de Nergal lo identifican en gran medida con dioses guerreros como Ninurta. Se le representa como una figura masculina a horcajadas que lleva una cimitarra o una maza.

Nidaval o Nisaba o Nasaba. Diosa de la escritura. Diosa de los cereales. Protectora de archivos reales. Diosa protectora de Umma.

Ninazu. Su genealogía es muy incierta, por un lado, se dice que es hijo de Gugalana y Ereshkigal, pero por otro lado se comenta que es hijo de Enlil y Ninlil. Es esposo de Ningirida, y tiene como hermanos a Ninmada, Meslamtaea, Enbilulu y Nanna. Es padre de Ningishzida y para los sumerios fue un importante “mayordomo del inframundo”. Ninazu está vinculado con la vegetación y la agricultura, pero también está asociado con el inframundo, la guerra y las serpientes. En el festival de la ciudad de Ur, se realizaban ofrendas a los reyes y sacerdotisas muertas. Ninazu se suele interpretar como “Señor Sanador” o “Señor vertedor de agua”.

Ningal. Hija de Enki y Ningikuga, diosa de las cañas y la luna, conocida como Antu, Antum o Anatu por los babilonios. Se representaba a esta deidad a través de la luna creciente. Ningal fue esposa de Nanna con el que tuvo a los gemelos Utu (Shamash) e Inanna (Ishtar). Esta diosa fue adorada por los pastores y dentro de la ciudad de Ur, se le rindió culto en los templos de Egispar y Harran.

Ningirsu. Dios sumerio, protector de Lagash (dios de Girsu). Es un dios guerrero y eliminador de demonios. Dios del huracán. Su templo construido por Ur-Nasne, rey de Lagash, en Tello, fue destruido por Lugalzagesi, rey de Umma, y posteriormente reconstruido por Gudea (época neosumeria). Se le asocia a Ninurta.

Ningizzida. Hijo de Ninazu y Ningirida y esposo de Geshtinanna, es conocido también como Ningizzida o Gizzida. Esta deidad Sumeria está conectada con la vegetación y el inframundo, como su padre. Ningishzida suele viajar al inframundo en el momento que la vegetación muere y en el mito de Adapa, aparece como uno de los guardianes de las puertas del cielo, junto a Dumuzi.

Ninkasi. Diosa de la bebida. Hija de Ninhursag y Enki. (Uno de sus 8 hijos).

Ninhursag. Hija de An y Nammu, conocida también como Ninkharsag, Ninhursanga, Ninmah, Ki, Nintu, Nintur, Dingirmah, Aruru, Uriash, Belit-ili, Damgalnuna o Damkina. Los reyes sumerios eran “nutridos por la leche de Ninhursag”. Esta diosa sumeria es la “señora de la montaña sagrada”. Fue primero la esposa de su hermano Enlil y pasó a ser después la esposa de su hermano Enki, al final todo quedaba en familia. Considerada como madre de todas las criaturas vivas, su hijo más predilecto fue AmarUtu, más conocido con su nombre babilonio Marduk. Principalmente es una diosa de la fertilidad y cuenta la leyenda que ella creó las colinas y las montañas. El mito de Enki y Ninhursag, se relata en las tablillas que datan de la época de Ur III y paleo-babilonia, de la antigua Mesopotamia.

Ninisinna. Diosa protectora de Isin.

Ninki. Diosa esposa de Enki.

Ninlil. Hija de Haia y Nisaba, esposa de Enlil, conocida también como Sud, Milliltu, Mulliltu, Mullissu o Mylitta. Era una diosa del destino y también de los cereales, fue violada por su esposo Enlil. Los hijos de esta pareja fueron Nanna, Ninurta, Ninuza y Nergal. La historia cuenta que Ninlil se bañaba en el río desnuda de Dilmún y Enlil, que le miraba con ojos de lujuria, la violó perdiendo ella su virginidad.

Ninmakh o Ninmah.La señora de la montaña, de carácter agrícola. Equivale a Ninhursag.

Ninurta. Hijo de Enlil y Ninlil, esposo de Baba (Bau), conocido también como Ningirsu, Ninib, Ninip o Zababa. Formaba una tríada de dioses junto con sus padres Enlil y Ninlil. Ninurta tuvo un enfrentamiento con Enki, pues no quería devolver las “tablas de los destinos” que recuperó venciendo al pájaro demonio Anzu (véase en el poema de “Ninurta y la Tortuga”). Ninurta es soberano de todas las tierras, tenía títulos como “rey de las tormentas” o “El Señor de Girsu”, Ninurta empuñaba una maza como arma. Una de las curiosidades de este dios sumerio es que era un dios de la guerra a la vez que de la agricultura. Fue un personaje muy importante para los sumerios, pues le dedicaron varios poemas.

Ninsikila. Hija de Enki y Ninhursag, esta diosa Sumeria es patrona del paraíso mítico de Dilmún (como el jardín del Edén bíblico). Su padre Enki le regalo de un principio el paraíso de Dilmún, pero aquello resultó ser un desierto inhabitable, un lugar desolado y estéril. Así que Ninsikila le pide a su padre ayuda y Enki, bendice Dilmún con aguas dulces.

Nisaba. Hija de An y Uras, esposa de Haya y madre de Ninlil, conocida también como Nidaba, Nisaba, Nanibgal o Nunbarsegunu. Era una deidad de la fertilidad, la escritura y la astrología. Nisaba fue la encargada de enseñar al mundo el arte de leer y escribir, se encargó de enseñar cómo leer las estrellas y los mensajes que arrojaba el universo hacia los seres humanos. Nisaba significa arroz dentro de la cultura sumeria.

Shara. Diosa sumeria, protectora de Umma.

Sherida. Esposa de Utu, conocida también como Aya. Fue asociada fuertemente con el sol naciente y con el amor sexual y la juventud. Tanto Utu como Sherida, fueron asociados con una práctica conocida como Hasadu, que se traduce como «matrimonio sagrado». Sincretiza con varias diosas, Ninkar, Sudag, Sudgan, Ninmulguna, Munusulšutag.

Sin. Dios sumerio de la luna. Hijo de Enlil y Ninlil, nació en el mundo subterráneo y fue obligado a permanecer durante su infancia en el mundo de la muerte. Deidad tutelar de Ur. Es el dios de la noche, representado a veces como un toro; rige los movimientos de la noche y del día y las fases de la luna. Otras veces se le representa como el disco lunar, o con forma de hombre mitrado. Sin se caso con Ningal (diosa de la luna) y tuvieron como hijos a Inanna y Utu (Shamash), el dios del sol.

Utu. Hijo de Nanna y Ningal, hermano gemelo de Inanna (Ishtar), esposo de Sherida (Aya) conocido también como Shamash o Šamaš (en acadio). Utu es el dios del sol, pero además tenía un curioso poder divino, detectaba las mentiras y estafas en las personas. Se ocupaba de proteger a la humanidad de maldiciones, y tenía la obligación de mantener separado el mundo de los muertos con el mundo de los vivos.

Ziusudra. Hijo de Ubara-tutu, conocido como Atrahasis o Utnapishtim. Es el último rey antediluviano que consiguió convertirse en un dios por salvar a la humanidad del gran diluvio. Ziusudra se encargó de hacer un arca, pues resulta que el dios anunnaki Enlil, enfadado porque los humanos hacían mucho ruido, decidió crear un diluvio para extinguir de esa forma a la humanidad. Hay que decir que Enki fue el que avisó y ayudó a Ziusudra de lo que se avecinaba.

Cilindro-sello acadio 2300 A.C. que muestra a Ninurta (con su arco y su león), Inanna-Ishtar, Shamash-Utu (con su cuchillo), Ea-Enki y su visir el “dos caras” Isimud-Usmu. Museo Británico.

Fuente:

  • https://anunnakis.net/ Por José Luis (BossDark).
  • Mitos de la antigua Mesopotamia. Federico Lara Peinado.
  • Por Nuestros Ancestros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s